Lost Levels

03 septiembre, 2005

Twinkle Star Sprites

Bueno, toca volver con los pequeños grandes análisis de videojuegos, y esta vez le ha vuelto a tocar a un juego de Neo Geo que, ¡sorpresa!, no es de lucha. Es una rara mezcla de shoot'em up en vertical y puzzle con aspecto mono ("kawaii", como dirían los nipones). Os hablo de... Twinkle Star Sprites, de ADK.

Puede que técnicamente no llame muchísimo la atención, pero este juego ofrece diversión a raudales. Si os gustan los puzzles y pegar tiritos a "naves", éste puede que sea vuestro juego.

Para empezar, este juego nos permite elegir entre tres modalidades: Modo Historia, Modo Personaje y Modo Competitivo.

- El primero es el típico modo historia de la protagonista, Ran, acompañada del gato-conejo Rabbicat, en busca de la preciada Twinkle Star y se las verá en su camino con diversos personajes, entre ellos un gato pervertido, una chica montada en un mini-dragón, dos hadas gemelas, su propio lado oscuro y un maloso andrógino, entre otros. No es que sea el colmo de la originalidad, pero las escenas de presentación antes de cada "combate" resultan graciosas.
En este modo tenemos tres vidas (con suerte podemos conseguir una vida extra durante el juego).

- El siguiente es un modo historia "sin ser modo historia", donde podemos controlar a cualquiera de los personajes (excepto los secretos que luego os desvelaré) y realizar su viaje en busca de la Twinkle Star. No hay escenas de presentación, pero sí finales. Cada personaje tiene sus ataques especiales y sus estadísticas (medidas en velocidad y potencia), lo que hará que cada personaje tenga una estrategia a seguir para poder controlarlo a la perfección.
De nuevo, contamos con tres vidas.

- Y por último, el típico modo versus, para echarte unas partidas con un amigo demostrando tu habilidad y reflejos. Aquí la cosa cambia un poco, ya que aquí gana el mejor de tres rondas. Hay un límite de 100 segundos para derrotar al enemigo, tras el cual aparece la Muerte y tratará de tocar a uno de los personajes. Si lo toca, significa el fin. Y aunque puedas destruirla, la Muerte volverá.


Gráficamente no es un juego que destaque mucho. Si eso, las ilustraciones de los personajes, con ese aire "kawaii", están más que bien y los escenarios contienen detalles curiosos. Por lo demás, los gráficos de los personajes en juego son pequeños, aunque con suficientes detalles para ser perfectamente reconocibles y los enemigos son, cuanto menos, originales: nubes, pájaros, cofres, almejas, muñecos de nieve... aunque pueden llegar a ser repetitivos.

Tampoco el apartado sonoro es para tirar cohetes. La música es notable, con algunos temas interesantes, y las voces son graciosas. Por lo demás, es pasable, con efectos de sonido simplemente correctos y funcionales.


Entonces... ¿qué tiene este juego? Pues su jugabilidad.

El manejo de nuestro personaje es muy sencillo: el joystick nos permite moverlo por nuestra mitad de la pantalla, el botón A nos permite disparar (y cargar energía si lo dejamos pulsado) y el B lanza bombas, ideales en momentos en que la pantalla se llena de enemigos, aquí llamados golems.
Estos golems varían en tamaño (desde minúsculos a enormes) y de color: rojo, amarillo, verde, azul y morado. Cuanto más cerca del rojo esté el color, más fácil será destruir el golem (con cada disparo, el golem cambia de color) y la explosión será mayor conforme al tamaño del golem. Aparte de ello, algunos golems tienen una burbuja protectora, una defensa extra que los hace más difíciles de destruir.

La mecánica del juego es sencilla: has de derribar a tu adversario, quitándole los cinco corazones de su barra de vida. Los dos voláis por un escenario, cada uno en una mitad de la pantalla.

Cada vez que tu rival recibe daño, se te rellenará parte de tu vida, si es que has sufrido daños. Los propios golems desestabilizarán al imprudente que choque con ellos y harán daño, aunque cuando quede medio corazón de vida no dañarán y simplemente te harán perder el control. Pero cada vez que nos toquen perdemos, además, potencia de fuego y velocidad hasta que destruyamos más golems.

Pero, ¿y cómo atacar al contrario, que de eso va el juego? Necesitamos conseguir explosiones encadenadas de varios golems para que nos creen unas llamitas (amarillas para el jugador 1 y moradas para el 2) que se lanzarán prestas a por nuestro rival.
El mínimo de explosiones encadenadas para que nos salga una llamita es de 4. El daño de estas llamas es considerable y cuanto mayor sea el combo, más llamas saldrán y más grandes serán.
Pero estas llamas pueden ser devueltas por el advesario. En cuanto esto pasa, volverán para atacar a su propietario, pero con un brillo verde. Si el que lanzó en primer lugar la llama la devuelve, ésta cambiará y se convertirá en un objeto indestructible que atacará al enemigo, aunque éste podrá esquivarlo. Esto se denomina Ataque Extra (Extra Attack), y también hace bastante pupa.

Un ejemplo de Extra Attack: Ran puede lanzar su bombas-Rabbicat contra el enemigo

Otra forma consiste en utilizar el Ataque del Jefe (Boss Attack), que puede lograrse con una gran serie de combinaciones de explosiones o usando la barra de energía en la parte inferior de la pantalla. Aunque muy poderoso, el Jefe sí puede ser derribado.

Las bombas son muy útiles a la hora de barrer de pantalla los enemigos de nuestra mitad, aunque no son buenas para realizar combinaciones. Eso sí, las explosiones de los golems pueden tener efectos beneficiosos... Y no sólo porque te los quites de en medio con el mínimo esfuerzo.
Comenzamos cada pantalla con 2 bombas que, lógicamente, se van gastando a medida que las empleamos. Hay objetos que te dan una bomba extra y que pueden venir bastante bien...

Otros objetos, simplemente, te darán más puntos. Por último, existe una esfera azul con una luna amarilla que, si la destruimos (principalmente, gracias a la explosión de un golem), hará que nuestro personaje tenga un brillo amarillo. Esto significará que, cada explosión de un golem que realicemos, se convertirá directamente en una llamita que se lanzará contra nuestro enemigo. En este estado es cuando hay que aprovechar para endosarle a nuestro rival una buena lluvia de fuego.

Y ahora vamos con la barra de energía... ésta se encuentra en la parte baja de la pantalla y es de tres niveles. A medida que vayas destruyendo golems, la barra irá rellenándose de rojo. Esto te indicará hasta qué punto puedes cargarla de energía.
Por defecto, empiezas con el nivel 1 relleno, lo que te permite lanzar rayos más poderosos (aunque no tan eficaces en los combos). Con el nivel 2 relleno, podemos tratar de cargar hasta el segundo nivel y lanzar nuestro Extra Attack sin tener que esperar a una llamita verde. Por último, si conseguimos llegar al tercer nivel y cargar el máximo, se ejecutará el Boss Attack.
Eso sí, cada vez que se utilicen las habilidades especiales de los niveles 2 y 3, consumimos energía y habrá que volver a rellenar de rojo la barra hasta el nivel deseado.


La habilidad manejando nuestro personaje y disparando, a la vez que unos buenos reflejos para esquivar y devolver ataques enemigos son más que esenciales en este juego. Pero en ocasiones nos encontraremos con la pantalla inundada de golems, llamitas, ataques extra... ¡toda una locura!
Con la práctica, conseguiremos convertirnos en auténticos maestros de este juego... Claro que, si probamos el Modo Personaje, cada uno de los personajes tiene su forma de manejarse, de disparar... lo que nos puede llevar tiempo controlar.

Esto es un punto a su favor: es un juego que, a pesar de su mecánica sencilla y repetitiva, se convierte en un vicio y la posiblidad de elegir entre varios personajes, cada uno con sus características, hace que su re-jugabilidad suba enteros.


Y ahora unos truquillos, sólo válidos en el Modo Personaje, para obtener a los personajes secretos:

- Para jugar con Sprites, la versión mejorada de Ran, ponte sobre Ran, pulsa arriba cuatro veces y luego A.
- Para jugar con Memory, la jefa final, haz lo mismo que para conseguir a Sprites, pero en vez de cuatro veces hacia arriba, pulsa cuatro hacia abajo.
- Para jugar con Mevious, el maloso andrógino, ponte sobre Griffon, pulsa cuatro veces hacia arriba y luego A.
- Para jugar con Dark Ran, la versión chunga de Ran, es idéntico que con Mevious, pero cuatro veces hacia abajo en vez de hacia arriba.

Como nota final, deciros que hay un remake del juego en Playstation 2, creado por SNK-Playmore: Twinkle Star Sprites, la Petite Princesse. Nuevos personajes, lavado de cara técnico, pero sin perder su encanto y vicio. Veamos si llegará a nuestro país...

5 Comments:

Blogger Koopa said...

Mmm... mola! Creo que tengo alguna rom para la Mame. Suena mucho a Puyo Puyo =)

6:31 p. m.  
Blogger Ozanu said...

Pues la chica parece salida de un Magcal Girls... La portada de la versión de PS2 muestra que vuela sobre una escoba doble. XD
Estos juegos son los que necesitan todos los fans del tunning y los FIFAs.

7:24 p. m.  
Blogger Guges said...

lo de puzzle mezclado con shooter me intriga, no se como funcionara eso pero no estaria de mas comprobarlo, me he puesto a bajar el juego para ps2, ya os contare que tal

9:07 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

La neta es un buen juego, mas cuando se hacen las retas entre amigos. es genial.

3:47 a. m.  
Blogger Wish said...

Solo vengo a decir que AMO ESTE JUEGO! la ultima vez que lo jugué fue el año pasado XD y lo termine como en 40 min jajajajaja cuando niña pasaba jugándolo y a pesar de haber pasado por lo menos sus 8 años desde laúltima vez, seguía dominando el juego jaajaja aunque en realidad se me hizo mucho más fácil de lo que era para mi en ese entonces :B
Buenísima entrada!
Saludos!

7:04 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home