Lost Levels

23 agosto, 2005

Algunos juegos de mi vida

¡Hola! Me presento, me llamo Carlos y me apodo Ozanúnest (Ozanu para amigos y sistemas de foros que no admiten tildes o tantas letras). Soy un habitual de los foros Manga a Gritos y Videojuegos a Gritos, pertenecientes a Gritos.com, sistema de foros de Dreamers, donde también postea Koopa, colaborador de este blog y la persona que me ha invitado. Debo reconocer que por diversas causas no he leído mucho el Lost Levels (apenas dos posts), pero aún así he decidido aceptar, dada mi gran afición a los videojuegos. He tenido varios sistemas: Atari 2600, Game Boy, un ordenador Amiga, Megadrive, Playstation y Playstation 2, y puede que usuario de PC cuando me aclare un poco en informática avanzada. No tengo género favorito, aunque sí juegos favoritos en el terror (Resident Evil, Project Zero, Clock Tower y Silent Hill, mi saga favorita), el rol (puro (Final Fantasy, Grandia) o Action RPG (Dark Chronicle, Story of Thor, Alundra, Soleil) y cualquier otro género, excepto estrategia, deportivos, de disparos y aventura gráfica, me aclaro poco en estos, así como las plataformas más allá de Megadrive. A pesar de ello, he pensado estrenarme hablándoos de algunos juegos de mi infancia y preadolescencia tras leer el post que Tonk ha dedicado a ese juego tan curioso de Super Nintendo llamado Unirally.
Bien, no voy a hablaros de juegos que compré, sino de aquellos que mi amigo de la infancia me dejó. Y no porque sean mejores, o simplemente porque les tenga apego sentimental. No, el motivo es que son juegos desconocidos aquí. Juegos de nombre desconocido, ya que estaban íntegramente en japonés. Por tanto, traídos del mismo Japón. Y no, no hacía falta adaptador, porque eran juegos de Game Boy, y las portátiles no tienen formatos continentales al no depender de televisores.
Uno de ellos era un arcade de balón prisionero. Para quien no lo sepa, el balón prisionero es un deporte practicado en el extranjero, parecido al “matar” de aquí: Dos equipos se tiran la pelota intentando darse mutuamente, y el jugador alcanzado es eliminado. Este otro se juega con jugadores en posiciones especiales y los eliminados están en un área determinada. Pero da igual, el juego en cuestión no proponía acabar con los tres jugadores principales con simples toques de balón, no... Había que matarlos a pelotazos. XD
No, no exagero. Los jugadores tenían una barra de energía, y al vaciarse se veía que su alma, un angelito, subía al cielo. Y eso que el juego era simpaticón y no aparecía ni una gota de sangre, algo típico en los juegos de Game Boy de entonces. Bueno, una simple coña. Lo divertido era el juego, una maravilla de la jugabilidad, donde tus jugadores no sólo disponían de ataques normales, sino también de especiales con los cuales el balón era una bola de fuego con diferentes trayectorias para machacar al rival. Bueno, en verdad había tres ataques: Normal, normal durante el salto y especial, este último variable para cada personaje del equipo. Para los jugadores de las bandas, situados junto al área rival, sólo normal y gracias.
Los comandos eran: Botón A: Salto. Botón B (sin pelota): Recoger pelota. Botón B (con pelota): Ataque. Botón B durante salto: Ataque aéreo. Botón A + botón B: Correr. Correr hacia el área rival metiéndote todo lo que puedas, saltar y atacar: Ataque especial. Parece escaso, pero era suficiente para entretener a un chaval estresado por el estudio.
Había varios modos de juego: El historia, donde tu equipo se enfrentaba a otros con técnicas similares, por muy raros que fueran (el equipo final estaba compuestos por ninjas con el traje clásico que desaparecían tras ser derrotados, otros eran robots que se autodestruían). Entretenido, pero largo y sin posibilidad de entender un carajo por el idioma, de hecho supe cómo cambiar la alineación de chiripa. Había modo de dos jugadores que jamás se pudo probar, ya que no había otra copia... Creo recordar que había un modo de jugar un único partido contra la máquina, pudiendo elegir cualquier equipo. Por último, un “deathmatch” entre cuatro jugadores (supongo que todos podían ser humanos), donde ganaba el que quedara vivo.
El aspecto más desajustado era la habilidad de la máquina, que prácticamente nunca encajaba un ataque normal, y atacaba cada dos por tres con un especial, totalmente imparable. En el “deathmatch” era descarado, la única manera de ganar era huir todo el rato mientras tus tres enemigos se daban de palos entre ellos intentando alcanzarte. De todos modos, fue entretenido mientras duró.

Esta imagen es la más parecida que he encontrado, pero no era así, carecía de color para empezar. XD
Otro juego era uno parecido al ya nombrado Unirally, pero con moto. No recuerdo su nombre, creo que también estaba escrito en japonés. En este, un minipiloto en minimoto (su píxel era apenas mayor que la unta de un lápiz en la pantalla de Game Boy) recorría circuitos con miles de “loops”, obstáculos y cuestas. La perspectiva era lateral, como cualquier juego de plataformas de entonces. Recuerdo que era bastante adictivo, con diversos niveles... y poco más. XD

Igual que antes, se parece, pero la moto era mucho más pequeña.
Hay más, pero no tan llamativos como estos dos. Debo decir que ambos venían en un cartucho recopilatorio de ¡64 juegos! Era un cartucho de 8 megabytes, y a buen precio teniendo en cuenta la diversión que proporcionaba. Quizás por ello, sus juegos no eran un prodigio técnico, y aunque divertidos podían hacerse repetitivos. Desde luego, sólo recomendables ahora para auténticos aficionados friquis, y no para los compradores ocasionales que sólo valoran los gráficos y que el juego sea famoso (adaptación de película o de fútbol).
Pero bueno, para ser el primer post ya está bien. Después de los exámenes de septiembre, que acabaré el día 13, otro post.

6 Comments:

Blogger Koopa said...

Welcome! =)

El de balón prisionero creo que está en recreativa y puede pillarse por Mame. Y el de motos lo recuerdo, en esos recopilatorios, y la verdad es que nunca pude manejarlo bastante bien xD

10:07 p. m.  
Blogger Fëadraug said...

¡Hey, tu primer post por aquí! Bienvenido seas. ^_^

El juego de balón prisionero no lo recuerdo. Yo sé que hay uno para Neo Geo llamado Super Dodge Ball o algo así, donde los personajes también tenían barras de energía, aunque no se morían al final. De todas formas, la mecánica es algo familiar...

El juego de motos es mítico de los cartuchos recopilatorios. Yo también me pegué mis vicios con él. De hecho, creo que el cartucho debo seguir guardándolo por ahí... :P

10:57 p. m.  
Blogger Tonk said...

El de las motod que decis se llama "Motocross Maniacs" , un clasico arcade de los comienzos de la game boy.

Es bueno verte por aqui ozanu, recientemente me he pasado el silent hill 1 de play, y vaya juegazo, a ver si lo comentamos un dia.

12:50 a. m.  
Blogger Ozanu said...

¡Gracias por la bienvenida! Me alegra ver que esos juegos sean conocidos, a pesar de que no recordara sus nombres.
Tonk, tenía pensado comentar la saga entera (como podías suponer). Si quieres, nos repartimos el trabajo, tú sobre los dos primeros y yo sobre los dos últimos... si no has probado más, claro, o bien colaboramos. ;) también interesaría conocer a alguien que haya probado Silent Hill: Play Novel, la adaptación a Game Boy Advance, creo...

8:39 p. m.  
Blogger Tonk said...

La adaptacion a GBA esta muy chungo, porque solo esta en japo, y la fan-traduccion al ingles no avanza nada de nada =_= una lastima.

Lo que propones me parece francamente bien, solo he jugado a los dos primeros (de momento xD) asi que me vendria bastante bien. El problema seria el orden, porque comentarlos en orden haria que escribiese yo dos seguidos.

En fin, ya lo hablamos tranquilamente cuando coincidamos ok?

2:34 a. m.  
Blogger Angelica said...

Desde chica que soy amante de los juegos mas alla de que consola utilice. En general en mi casa hemos tenido la gran mayoría de las consolas ya que somos varios hermanos, aunque yo solia utilizar principalmente los juegos ps2 como los de acción

10:52 p. m.  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home