Lost Levels

19 septiembre, 2005

El mando, ¿Síntomas de un cambio anunciado?

Nintendo se hizo esperar con el mando de su Revolution, y la espera valió la pena, basta ver sus resultados. No es discutible que, desde un punto de vista objetivo, la idea del sensor de posición es original pero, ¿Es también práctica?

Una videoconsola es un aparato de ocio electrónico de unos veinte años de antigüedad (un poco más tal vez, basémonos en las primeras de sobremesa) el cual prácticamente no ha sufrido cambios en su arquitectura interna (es decir, que las mejoras e innovaciones siempre han sido para modificar lo existente sin meter un elemento distinto como primario). El hecho de convertir el mando en lo que nos presenta Nintendo, significa una variación de base de la idea del aparato: Ahora "ser bueno" no significará tener los dedos más hábiles de este lado del planeta, ahora implicará tener una habilidad con el resto del cuerpo (como puede ser el movimiento del brazo en los FPS).

Esto plantea una reestructuración de la esfera videojueguil. No es un nuevo periférico, no es una nueva norma, no es un nuevo procesador que permita ejecutar cosas nunca vistas; es un mando, el intermediario entre el silicio y el jugador, un elemento innvariable a lo largo de estas dos décadas que ahora se nos presenta con un nuevo cuerpo.

Podría ser optimista y afirmar que será una revolución en positivo respecto a la jugabilidad, pero no lo soy. Soy de la vieja escuela, que le haremos... Para mi la diversión está en un plataformas 2D a cada nivel más complicado (lo cual no quiere decir que desprecie sistemáticamente las 3D). Pero en un mercado donde los gráficos y la "puesta en escena" puede más que la originalidad y la jugabilidad uno se siente defraudado (como comentaba hace unos posts).

Y sí, el mando mola, no voy a negarlo pero, ¿era necesario un cambio en un elemento así para "refrescar" el panorama? Qué es, ¿una solución a medio camino entre el "jugador clásico" y el "ocasional que solo busca efectos gráficos"? No lo se, y me gustaría pensar que todo esto no será una estratagema para desterrar el pasado y convertir el videojuego en algo "nuevo", en una idea "cool" que no tiene nada que ver con las crucetas analógicas ni las pantallas LCD.

Recapitulando:

a) El mando es una idea innovadora para contentar a todo el mundo, clásicos o "modernillos".

o

b) El mando es una idea innovadora para cambiar el concepto de videojuego y atraer a más público.

o

c) El mando es una idea innovadora para hacer juegos que apuesten por una buena trama y jugabilidad, pudiendo compaginar esto con los "efectos especiales" tan de moda hoy.

Es decir, el problema no radica en un mando así (La verdad es que quiero probar algún shooter con este cacharro), el problema radica en centrar el eje videojueguil en un elemento tan inestable que puede dejar mucho que desear a según que sectores del mundillo (Desde fans de aventuras que se quejan del poco argumento hasta fanáticos del sistema de control de toda la vida). Aunque obviamente no doy nada por hecho, y si Nintendo es capaz de combinar todos estos elementos de manera que gusten a todos, ¡Valdrá la pena ser un Pikmin! =P


Como siempre, una versión pesimista de la sociedad videojueguil actual, de la mando de Koopa, aka "Old School Boy"

7 Comments:

Blogger Ozanu said...

Pues no sé qué decirte, de momento me apetece muy poco teorizar con la nueva generación. Puede que lleves razón, que sea una estrategia con la que refrescar los conceptos de siempre, y puede que sea una revolución.
En fin, el tiempo dirá.

6:56 p. m.  
Blogger Iñaki said...

Yo no creo que Revolution sólo tenga ese mando, porque reduciría mucho su catálgo de juegos al no poder tener juegos más habituales.

Pero centrándome en el asunto pienso que es una nueva concepción de los videojuegos muy de moda últimamente (sólo hay que ver todos los juegos que han salido con alfombrilla, micrófono, bongos, maracas, pistola y tal y cual) que resulta muy atractiva pero también efímera, porque por ejemplo el Project Rub mola un montón, pero unos días después te ralla un montón (aunque ahora mismo me apetece volver a jugar).

Creo que es muy interesante lo que puede salir de ahí.

2:45 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Back to basics.

Si no puedes hacerte con el estándar actual, crea el tuyo propio del futuro.

No confundamos sencillez de los juegos con la brevedad... DS ahora con desarrollos de más de un año ya no es la "consola de los minijuegos"; solamente hay que ver la cantidad de juegos de rol que se avecinan.
Tampoco hay que confundir la accesibilidad con la dificultad: puede ser fácil de aprender, pero difícil de dominar.

3:25 p. m.  
Blogger Ozanu said...

Iñaki y nuestro anónimo muestran las dos creencias generalizadas. Y el último lleva razón en sus comentarios acerca de las confusiones.

9:54 p. m.  
Blogger Tonk said...

Yo creo que expandira la forma de jugar en juegos nuevos que lo exploten, y que sera divertidisimo jugarlo en juegos de esquema clasico.

1º) acepta mandos de la cube

2º) sistema de descarga de juegos clasicos de 400 titulos (a eso no llamo yo dejar de lado la jugabilidad clasica ^^)

3º) Nintendo ya dijo que seria una consola tanto para nuevos jugadores como para jugadores veteranos, o lo que es lo mismo... abarcaran todo tipo de generos y jugabilidad.

Yo creo que hasta que la gente no lo pruebe "fisicamente" no sabra si le gusta o no.

3:11 a. m.  
Blogger Koopa said...

Yo creo que hasta que la gente no lo pruebe "fisicamente" no sabra si le gusta o no.

Lógicamente esta es la máxima, una vez lo probemos todas las anteriores opiniones pueden verse reforzadas o completamente desmoronadas, a saber...

11:21 a. m.  
Blogger Fëadraug said...

La cosa es esperarse. He oído toda clase de opiniones acerca del mando. Yo lo veo interesante... ahora, es una primera impresión y habrá que esperar a probar los juegos que vayan con dicho mando para ver si es tan "revolucionario" y menos "feo" de lo que podría ser... Y para eso queda muuuuchooooo tiempo...

11:03 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home