Lost Levels

24 octubre, 2005

Ascendancy, parte 3

Tras una larga ausencia, el especial Ascendancy vuelve a la carga con su tercera parte. Ahora es el turno de la...

PARTE 3: EXPLORANDO Y COLONIZANDO

Muy bien. Ya aprendimos en la segunda parte a investigar y a organizar nuestro planeta natal y nuestras colonias... Pero, ¿cómo conseguimos esas colonias? A eso vamos.

Lo primero que necesitamos es una nave para surcar la galaxia. En cuanto tengamos listo nuestro astillero espacial y las partes de investigación más básicas (cascos de naves, motores, energía, colonizadores y motores hiperespaciales), se nos avisará de que hemos alcanzado el nivel tecnológico suficiente para ello. Claro que tampoco tenemos por qué construir nuestra nave justo en ese momento y prefiramos esperar a que nuestra tecnología esté aún más desarrollada.

Cuando decidamos crear una nave, haremos click en uno de los cuadros espaciales, le damos a Construir y elegimos la nave.
Una vez hecho esto, apareceremos en la pantalla de creación de nave. Ésta nos muestra, en un dibujo bien grande, el aspecto de nuestra nave (y que cambiará según el tamaño de ésta; cada especie tiene sus modelos especiales); encima tendremos el nombre provisional de nuestra nave, los días que tardará en estar lista y la capacidad de ataque, escudos, velocidad, radares y energía de que dispone. Debajo y a la derecha de la nave, estarán los componentes que se le irán añadiendo. Y más a la derecha tendremos el menú de construcción de naves arriba y la lista de componentes de la sección elegida debajo. El número de componentes disponibles irá aumentando conforme progresemos en nuestras investigaciones.
La eficiencia de los componentes será mayor cuanto más avanzado tecnológicamente sea. Claro que eso conlleva un mayor tiempo para completarse la construcción de la nave (es aconsejable tener un alto nivel industrial para la construcción de naves).

Repasemos cada parte del menú.
- ARMAS: Representado por una explosión, si la seleccionamos, el listado de componentes nos mostrará el equipamiento bélico que podemos añadir a nuestra nave. Cuantas más armas incluyamos y más avanzadas estén éstas, mayor será nuestra potencia de fuego. Ejemplos: misiles Fourier, lentes Fregnatz, Ueberláser...
- TAMAÑO DE LA NAVE: Representado por el dibujo de una nave. Los tamaños disponibles en un principio son Pequeño y Mediano, pero con avances científicos conseguiremos los tamaños Grande y Enorme. El tamaño de la nave es crucial para saber cuántos componentes podemos añadirle... Por supuesto, a mayor tamaño, más tardará en completarse la construcción de la nave.
- ESCUDOS: Representado por el orbe azulado, nos mostrará los escudos que podemos usar en nuestra nave. A mayor número y avence tecnológico, mejor protección podremos dar a nuestra nave. Ejemplos: Escudo de concusión, Deactotrón, Nulificador de Hiperonda...
- MOTORES: Representado por un símbolo verde, nos permite ver los motores que podremos añadir a nuestra nave. Cuantos más motores tengamos y más avanzados estén, mayor será nuestra velocidad. Ejemplos: Motor Tonklin, Proyector Gravitón, Segador de Nanoondas...
- RADARES: Representado por ondas fucsia, nos mostrará la lista de radares que disponemos, idóneos para conocer las estructuras orbitales de un planeta o los componentes que incluyen las naves de otras especies. A mayor número de radares y a mayor avance en éstos, mejor será nuestra capacidad de detección. Ejemplos: Analizador de frecuencia Tonkin, Tímpano de Hiperonda, Analizador de Murgatroyd...
- ENERGÍA: Representado por un cilindro dorado y mallado, nos enseñará la lista de generadores de energía. Como siempre, a mayor número y avance tecnológico, mejor. La energía es vital para el desplazamiento y el uso de armas y escudos, pero otros componentes, como los radares y algunos componentes especiales, no requieren consumo de energía. Ejemplos: Hipermezclador Van Crieg, Quark Express, Nanoturbina...
- COMPONENTES ESPECIALES: O miscelánea, para ser más claros. Un orbe con un rayo fucsia nos mostrará los componentes que no se pueden clasificar en las otras categorías. Aquí encontraremos los elementos más preciados para nuestra exploración espacial: los colonizadores, los módulos invasores y los motores hiperespaciales (básico y avanzado). La lista está llena de elementos curiosos, algunos de ellos realmente impresionantes. Ejemplos: Revienta-intelectos, Megavisor de Rayos X, Bomba Inteligente...



PANTALLA DE CREACIÓN DE NAVE (pulsa en la imagen para verla más grande)


Para una nave de exploración podemos prescindir de armas, escudos y radares perfectamente y llenarla de generadores, motores (normales e hiperespaciales) y colonizadores. Para una de combate, la podemos equipar con armas, escudos, generadores, motores (normales e hiperespaciales) y radares y añadir módulos de invasión en caso de querer tomar planetas de otras especies por la fuerza. Aunque esto es a gusto de cada uno. De todos modos, en esta parte del especial sobre el juego no se explicará aún cómo luchar. Ya se hará en la siguiente, que para más señas será la última parte del especial.

Una vez salgamos de la pantalla de creación de nave, podemos darle un nombre. Y una vez terminada, podremos mandarla al cosmos para extender la influencia de nuestra especie en la galaxia.

Vayamos, pues, al momento en que nuestra primera nave ha sido creada. Bien, una vez lista, podemos pinchar en la nave y decir que abandone la órbita. Una vez lo hayamos hecho, podemos ir a la pantalla del sistema estelar donde se encuentre nuestre nave y buscarla.

Una vez estemos en la pantalla del sistema estelar, seleccionaremos nuestra nave. En caso de haber más planetas en nuestro sistema y que éstos estén deshabitados, podemos ir a por ellos. Si no, ya probaremos suerte en otros sistemas...




Colonizar un planeta es muy sencillo. Has de tener en cuenta que dicho planeta no esté ya ocupado. Vamos, necesitas colonizar un planeta deshabitado.
Pincharemos en nuestra nave y luego haremos click izquierdo en el planeta de destino. Nuestra nave se desplazará hacia dicho planeta. Al terminar su movimiento, se consumirá una parte de la energía de la nave debido al desplazamiento que ha tenido que realizar.
Cuando la nave llegue al planeta, haremos doble click en él y ahí veremos la pantalla de nuestra futura colonia. El planeta estará totalmente vacío, aunque a veces nos encontraremos con estructuras de antiguas civilizaciones, las ruinas xenoarqueológicas, que podremos investigar siempre y cuando tengamos la tecnología para ello.
¡Es hora de colonizar! Si nuestra nave posee colonizadores, podemos pinchar en ella y elegir la opción de colonizar. Se nos mostrará el icono de una colonia base para que podamos ponerlo en cualquier sitio del planeta. Una vez elegido nuestro lugar, podemos bautizar nuestro planeta como queramos o bien dejarle su nombre actual.
Sencillo, ¿verdad? Y lo mejor de todo es que desde el mismo instante en que colonicemos el planeta, podremos empezar a construir en él.




Recordemos que una nave no podrá colonizar un planeta si se queda sin colonizadores... Sobre invadir planetas hablaremos en otro momento. También cabe recordar que, al principio, sólo podremos construir dos naves, pero a medida que controlemos sistemas estelares (se toma como sistema controlado aquél donde tengas mayor presencia que otras especies) ganaremos la posibilidad de crear una nave más por sistema.

Ahora bien, existe la posibilidad de que todos los planetas de nuestro sistema estelar estén colonizados. Ahora tocará irse a otros sistemas... ¿Y cómo lo hacemos? A través de las líneas estelares.
Las líneas estelares pueden definirse como agujeros de gusano que conectan unos sistemas estelares con otros. Las hay de dos tipos: azules y rojas. Las azules unen sistemas relativamente cercanos; las rojas, en cambio, unen puntos bastante distantes dentro de la galaxia.
Para desplazarnos a otro sistema estelar, simplemente hemos de dirgir nuestra nave a la línea estelar que deseemos (cuando vayamos a pinchar en la línea estelar, ésta nos dirá a qué sistema estelar nos conduce).
¡Atención! Los motores hiperespaciales son esenciales para desplazarse entre las líneas estelares. Además, cuantos más motores hiperespaciales tengamos, nuestra velocidad a través de estas líneas será mayor con lo que, obviamente, tardaremos menos en viajar entre sistemas estelares.

Continuará (y finalizará) en la Parte 4: Amigos y enemigos, batallas e invasiones.

Las imágenes proceden de la web oficial de The Logic Factory y de Abandonia

2 Comments:

Blogger Koopa said...

Joer, te lo estás currando, cuando termines la cuarta entrega linkaré estos post en el menú bajo el título de "Post Especiales" ^^

7:46 p. m.  
Blogger Ozanu said...

Apoyo la moción. Muy bueno, a ver esa cuarta parte...

8:59 p. m.  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home