Lost Levels

26 noviembre, 2005

Budokai Tenkaichi, o como no pulir un diamante en bruto


Hace unos días me autoregalé el Dragon Ball Z, Budokai Tenkaichi, el último juego de la panda de Toriyama que parece que está reviviendo el fenómeno DB.

Mi primera impresion fue bastante buena. Varios modos de juego, varios personajes, unos gráficos cell-shading que clavan el estilo manga de la saga y hasta posibilidad de voces originales japonesas (Lo admito, esto último es una frikada, pero mola). Resumiendo, que el juego prometía, y el sistema de control era lo más cercano a las rondas de hostias de la serie hasta la fecha.
No voy a extenderme sobre argumento, personajes o triquiñuelas varias, simplemente quiero hacer incapié en varios "puntos negros" que, de haberse corregido, habrían hecho subir mucho a este título.

Todos hemos leído, alguna vez en las revistas especializadas, cosas como "con un apartado técnico notable" o "el apartado técnico flojea ligeramente, pero gustará a los fans del juego" etc. Prácticamente nunca he hecho caso a estas afirmaciones. Claro que hasta que no he tenido la ocasión de probar el juego que encabeza el post, no he podido comprobar exactamente a que se refieren con "apartado técnico bajillo".

Para empezar, encontramos toda una galería de personajes. Desde Goku hasta la segunda forma de Célula, pasando por aquel secundario o aquel androide que gozaba de poderes especiales en el capítulos 38 y medio. Muchos personajes, algunos secretos y otros no, aunque pocos ataques.
Si, aunque la variedad de modelos animados sea más que suficiente, las técnicas de lucha se repiten mucho: Dos especiales tipo Kame Hame o Dodonpa y un movimiento final quita-vida. Y nada más, se cambia el nombre, la intensidad y el color de las bolas de energia, pero al final acaba cansando un poco (Lo único que lo salva un poco es la combinación de estas técnicas con las favoritas, que aportan un punto táctico en función del personaje que se escoja).

Las animaciones, aunque fluidas y molonas con este rollo anime que comentaba antes, dejan mucho que desear en los videos y escenas animadas: Un personaje delante del otro, quieto, moviendo solo la boca y con el mismo estado anímico en cualquier situación (Y cuando digo cualquier situación me refiero desde venganzas contra el que intentó cargarse la tierra hasta entrenamientos padre e hijo, todo exactamente igual). Además, las poses finales son siempre las mismas, no hay variedad y el carácter propio de los personajes acaba eclipsado por una multitud de ellos, como si los desarrolladores no tuviesen ganas de mejorarlos y hubiesen preferido "cantidad a calidad" (Y sinceramente, queda un poco feo).

Y para rematar la faena, tenemos un control algo dudoso. El sistema está bien, y no tengo pegas en reconocer que es uno de los mejores que podrían haberse hecho. Pero le falta algo. Y ese algo va ligado estrechamente a las técnicas de combate: Se realizan todas iguales, sin combinaciones de botones ni movimientos del joystick. Tal vez si hubiese más variedad de ataques esto no sería un inconveniente (Que tampoco afecta mucho, ojo, no quiero ponerme en plan catastrofista), pero está, y quita ese componente de habilidad propio de los juegos de lucha.

Eso si, que nadie se confunda, a mi el juego me ha gustado, y bastante. Es por eso que necesito descargar mi furstración contra estos pequeños defectos que podrían hacer de este juego de lucha la nueva ave Féniz de DB (Reedición de los primeros tomos ya!).
Es, dicho simple y llanamente, como si los programadores tuviesen mucha prisa para acabar. Un desperfecto por aquí, otro por allá... Son pequeñas impurezas que sueltas uno ni se fija, pero juntas y compactas hace que te lo pienses dos veces antes de comprarlo. Pero no os dejeis llevar por esta impresión: Es el juego que más se acerca a los combates de la serie, y solo eso merece darle una oporunidad, no?

7 Comments:

Anonymous Anónimo said...

¿Un juego de Bandai? ¿bien pulido técnicamente? xd

Aunque lo peor son los gabachos de Atarinfogrames, si quieres llorar prueba el DBZ Sagas y verás...

12:49 p. m.  
Blogger NoPLo said...

Estoy de acuerdo en la carencia de variedad de ataques y la semejanza de todos los personajes. También pasa en los anteriores budokai, al menos en el 2 que es el que yo he probao.

1:27 p. m.  
Blogger Fëadraug said...

Es así: bonito gráficamente, muy parecido a la serie (aunque el cell-shading no me parece que haya sido bien explotado en muchos juegos, si bien en Viewtiful Joe queda de lujo), pero a la hora de jugar...

Los Budokai tenían el problema de ser poco dinámicos y con personajes demasiado parecidos. Yo prefiero un Tekken o el Maximum Impact antes que uno de estos juegos de lucha de Dragon Ball.
Sigh... se echan de menos los DB de Super NES...

2:27 p. m.  
Anonymous Osano-Wo said...

Noplo, es ke tu tambien probaste el mejor XDDDD. Snif fëadraug, el 2 de Snes era de lo mejor que se ha hecho de DB. El Sagas yo creo ke haria vomitar a una cabra....

En cuanto a la reedicion de DB, el año que viene Planeta nos deleitara con la Perfect Edition ^__^, alla por Marzo segun he leido por diversas webs.

9:44 p. m.  
Anonymous degri said...

¡El 2 de SNES rules! Yo se lo dejé a un tío una vez y no lo volví a ver, hijo de puta. Por eso ahora no dejo juegos, por ese y todos los demás que no volví a ver jamás.

2:38 p. m.  
Blogger Ozanu said...

Koopa, hincapié es con hache.
Y el final queda mejor como "...sólo por eso merece...".
Aparte, gran crítica. ¿A qué Dragon Ball os referís con el Sagas, al Legend de Saturn y Playstation, o a ese poligonal con Son Goku en nivel 4 como gran novedad?

8:11 p. m.  
Blogger DarkBartu said...

Draug said... Los Budokai tenían el problema de ser poco dinámicos

¿Poco dinámicos? Eso lo dirás tú que no has jugado al Budokai 3 o a este en concreto en profundidad. Y precisamente, lo que fallaba en los Butoden (que hace unas semanas me los bajé de inet) es que eran más lentos que un desfile cojo y los combos eran superchungos de que saliesen. En el Budokai lo que cuenta es lo rápido que eres con el personaje y lo astuto a la hora de engañarle para endiñarle un buen golpe.

11:24 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home